Grandes héroes en apuros

El camino a Sudáfrica es pedregoso. Como era de esperar, la clasificación para la Copa Mundial de la FIFA 2010 se presenta llena de obstáculos para muchos equipos. Aun así, no deja de ser una sorpresa que la lucha por los billetes a la gran cita del fútbol mundial del año que viene esté siendo especialmente difícil para algunos grandes nombres.

FIFA.com examina las situaciones de cuatro superestrellas del gremio procedentes de cuatro continentes distintos. Todas ellas corren el peligro de perderse la primera Copa Mundial que se va a celebrar sobre suelo africano. Y todas afrontan desafíos imponentes, que en algunos casos podrían resultar ser los más duros de sus carreras.

Pasión de Cristiano

Cristiano Ronaldo (22)

Tiene 24 años, es el Jugador Mundial del Año de la FIFA, acaba de ser transferido desde el Manchester United al Real Madrid por un montante récord, y atraviesa fulgurante el cénit de su carrera deportiva. Cristiano Ronaldo tiene, de hecho, muchos motivos para sonreír, si no fuera por esta campaña de clasificación mundialista. En los cuatro partidos que ha entablado en la competición vistiendo la camiseta de su país, sólo ha obrado un gol y, si esto sigue así, es muy posible que en Sudáfrica 2010 tengamos que pasarnos sin los portentosos acelerones, los pasmosos quiebros y la pícara sonrisa de este astro del fútbol mundial. En el Grupo 1 de clasificación europea, Portugal sólo tiene 9 puntos y ocupa el tercer puesto del casillero, por detrás del líder, Dinamarca (16 puntos) y de Hungría (13). De las cuatro batallas que a Cristiano Ronaldo y compañía les faltan por pelear, dos van a ser contra los magiares. Por si fuera poco, el sábado librarán en Copenhague una final anticipada contra los invictos daneses, que los portugueses necesitan ganar si quieren encarar el resto de su travesía con buen ánimo. Para Cristiano, este partido será precisamente la gran oportunidad de subrayar que es el hombre capaz de marcar la diferencia.

Un aval de éxito

Blanco071407mex1Es curioso cómo la historia se repite a veces. En la fase de clasificación para la Copa Mundial de 2002, México se encontraba en apuros. Entonces apareció Cuauhtémoc Blanco de vuelta de una grave lesión de rodilla y de repente los mexicanos consiguieron encontrar la senda al certamen de Corea y Japón. Esta vez el asunto es aún más dramático. El tlatoani del área, que tiene 36 años, ya había puesto el punto final a su carrera. Pero en vista de los sucesivos tropiezos de sus sucesores, volvió a atarse las botas y condujo a El Tri hasta la victoria en los dos últimos e importantísimos compromisos en casa contra Estados Unidos y Trinidad y Tobago. Ahora cabe hablar con razón de la última gran misión de Blanco con la selección de su país. Es ciertamente un escollo de afilados perfiles. En la última y definitiva competición preliminar de la zona de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe, en la que sólo los tres primeros clasificados reservan el billete directo a Sudáfrica mientras que el cuarto debe jugarse el pase en una eliminatoria contra el quinto equipo sudamericano, México ocupa la cuarta plaza a falta de cuatro partidos por disputar, y aún le quedan dos arduos combates fuera de su territorio. El sábado se verá las caras nada menos que con el líder, Costa Rica, en San José. ¿Podrá Cuauhtémoc Blanco volver a inclinar la balanza con su magia?

El sueño de las alturas

mohamedEn realidad, Mohamed Aboutrika podría estar en el séptimo cielo. Gracias a su excepcional categoría, Egipto defendió el año pasado el título de campeón de África. Además, en la palestra mundial de la Copa FIFA Confederaciones 2009, el pulcro director de juego demostró bien a las claras por qué es un profeta en su patria. Sin embargo, este subidón de moral podría muy pronto transfigurarse en melancolía infinita si los Faraones naufragan en su ruta rumbo a Sudáfrica. “Tuve que luchar”, confesaba Aboutrika hace unas semanas en una entrevista en exclusiva para FIFA.com en referencia a sus primero años como futbolista. Y ahora tendrá que volver a hacerlo para guiar a su país hasta Sudáfrica pese a la intrincada situación por la que atraviesa. En el Grupo C de clasificación africana, Egipto es segundo, a tres puntos por detrás de Argelia, y aún tiene dos partidos que solventar fuera antes de abordar su último duelo en casa contra su gran rival del norte de África. Este sábado, Aboutrika intentará aumentar en Ruanda su promedio goleador de cinco tantos en los cinco partidos que ha jugado en la campaña, con el propósito de emprender junto a los suyos la caza del líder.

El dilema de una leyenda

maradona “Un Mundial sin Argentina no sería mundial, no tendría color”, declaraba hace poco Diego Maradona en su entrevista en exclusiva para FIFA.com. Y qué lástima sería que él no estuviera en Sudáfrica. La leyenda del fútbol argentino tiene el destino de la Albiceleste en las manos, pues es el actual seleccionador nacional de su país. Si bien Maradona pudo ganar todos los títulos imaginables como jugador, en su etapa como entrenador podría dar un primer paso en falso de gigantescas proporciones. Actualmente, los Gauchos sólo ocupan el cuarto puesto de la clasificación en Sudamérica, y el sábado recibirán la visita del campeón histórico del mundo, Brasil. El desenlace de ese duelo de gigantes y acérrimos rivales determinará en gran medida el ser o no ser de Maradona como técnico. Para el ex todopoderoso futbolista esta situación es sin duda uno de los más difíciles desafíos a los que se habrá enfrentado durante su vida en el fútbol.

FIFA.com – Grandes héroes en apuros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: