Ecuador, Argentina, Uruguay, Venezuela y Colombia pelean por un lugar y medio

mariano_hamilton_35

Por Mariano Hamilton
ESPNdeportes.com

Cabañas no pudo ser frenado por Papa

Cabañas no pudo ser frenado por Papa

Getty Images

BUENOS AIRES — Las cartas están más que jugadas en las eliminatorias sudamericanas. Con Brasil, Paraguay y Chile clasificados (a este último le falta un centímetro para hacerlo matemáticamente) y con Ecuador, Argentina (sí, aunque parezca mentira ¡Argentina!), Uruguay, Venezuela y Colombia peleando por un puesto y medio.

Digamos que muchos debemos (me incluyo, por supuesto) recular en chancletas por haber dado a Argentina clasificada hace ya como seis meses. No es para justificar nada, pero nadie se esperaba el desbarajuste que iba a armar en el equipo el nombramiento de Diego Armando Maradona como (des) orientador táctico.

La decimosexta dejó como gran novedad la clasificación definitiva de Paraguay y el derrumbamiento, también definitivo, de Argentina y Maradona, lo que ya puso al equipo en la quinta ubicación (con la chance de jugar el repechaje, por ahora con Costa Rica) pero con un tropel de equipos que le pisan los talones y que, por la actualidad de todos, tranquilamente lo podrían superar.

Para obtener su pasaje, Paraguay sólo tuvo que plantarse en la cancha con autoridad y darle otro empujón a Argentina, que ya se olvidó de todo lo bueno que puede jugar. Con orden defensivo, movilidad en la mitad de la cancha y potencia de tres cuartospara adelante, el equipo de Martino se las ingenió para superar claramente a Argentina.

AP.- Jara, Beausejour y Valdivia sufrieron en Brasil

AP.- Jara, Beausejour y Valdivia sufrieron en Brasil

Tanta es la desubicación del equipo argentino en le campo que uno de los tres mejores jugadores del mundo, Lionel Messi, parece un aprendiz de cuarta que no sabe ni parar la pelota. Y sus acompañantes aparecen perdidos, como si no tuvieran ni idea de qué es lo que tienen que hacer. Problemas defensivos, falta de claridad en la mitad de la cancha y una asombrosa anemia ofensiva hacen que, hoy por hoy, nadie dé un centavo por el futuro de Argentina.

Si a eso se le suman las declaraciones de Maradona posteriores al partido (“a ustedes me los peleo desde hace 35 años”, dirigiéndose a los periodistas, “y no me van a quebrar”, como si hubiera alguien queriendo hacerlo), como siempre provocadoras y llenas de rencor, ya casi nada bueno queda para mencionar.

Volviendo al partido, el golazo de Haedo fue suficiente para desmoronar a Argentina, que terminó con Martín Palermo y Rolando Schiavi en la cancha, como cartas salvadoras, lo que desterró la idea tantas veces defendida por Maradona de jugar con los bajitos (Agüero, Messi, Tevez) y marcó otro golpe de timón (¿manotazo de ahogado?) del DT.

Brasil y Chile, por su lado, jugaron un gran partido, plagado de emociones y que, en el momento que Chile estaba para ganarlo (perdía 2-0 y lo había empatado 2-2), un par de distracciones lo dejaron sin nada. Para destacar quedó la actuación de Nilmar, autor de tres goles y la gran figura de la noche.

Para quien firma esta columna, Chile ya está en el Mundial (en las últimas eliminatorias con 27 puntos se clasificaba en forma directa), más allá de que todavía debe ir a jugar a Colombia y después cierra con Ecuador, es decir con dos equipos que todavía tienen chance.
Getty Images.- Fedor y Vargas festejan frente a Perú

Getty Images.- Fedor y Vargas festejan frente a Perú

El que sí dio el golpe fue Ecuador, que superó 3-1 a Bolivia en La Paz y que con esos tres puntos se subió al cuarto puesto, desplazando a Argentina de ese lugar.

A los ecuatorianos les queda jugar contra Uruguay y contra Chile, lo que todavía los deja en zona de riesgo, ya que debe enfrentar aun rival directo como local y a otro equipo que ya a demostrado su capacidad en esta eliminatorias, como visitante.

El que se desmoronó fue Colombia que cayó 3-1 con Uruguay y le abrió la puerta al equipo de Tabarez, que debe ir a Ecuador y cierra con Argentina en el Estadio Centenario.

Otro que todavía respira es Venezuela, que sufrió un montón para vencer a Perú por 3-1. Con este resultado no sólo puede soñar con el repechaje sino que además se ilusiona con alcanzar el cuarto puesto. Venezuela recibe en la próxima fecha a Paraguay y cierra el torneo contra Brasil, como visitante.

En octubre, nos vemos otra vez las caras. Hasta pronto.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: